orthopedic pain management





01. Fear of a blank planet
02. My ashes
03. Anesthetize
04. Sentimental
05. Way out of here
06. Sleep together








En mi primer análisis para la web es para mi un placer el poder escribir unas líneas acerca de Porcupine Tree, la primera vez que los escuché allá por el 2002 al poco de salir ”In Absentia”, me di cuenta al momento de que me encontraba ante un grupo especial, uno de esos grupos que te invitan a sumergirte en su maravilloso mundo, indagando y retrocediendo un poco en su música me quedé entusiasmado por la increíble facilidad que tenían para mezclar ritmos hipnóticos, psicodelia, pop melancólico, avantgarde y hasta numerosos pasajes ambientales, todo ello aderezado por una fuerte experimentación siempre presente a cargo de todos sus miembros.

Muchos eran los escépticos tras su firma por RoadRunner, pero con su noveno disco de estudio titulado ”Fear Of A Blank Planet” han borrado de un plumazo todas las dudas posibles obteniendo gran reconocimiento tanto de medios especializados como de público a través de un álbum que desde su primera nota rezuma ese sonido único y característico del grupo, sin concesiones a la comercialidad, una obra mucho más orientada hacia el rock progresivo y mucho menos accesible que su predecesor ”Deadwing”.

”Fear Of A Blank Planet” es un disco conceptual que narra y pretende hacer una crítica a la problemática situación de la educación a la que se ven expuestos muchos adolescentes actuales que permanecen la mayor parte del tiempo en sus cuartos donde disponen de todos los medios tecnológicos posibles y en definitiva donde desarrollan su vida cotidiana sin apenas contacto con el exterior, bajo el consentimiento de unos padres que no parecen dispuestos a enfrentarse a los problemas de sus hijos sentándose y dialogando con ellos, y no dudarán en enviarlos a la consulta de un terapeuta a que les recete cualquier tipo de medicamento con el fin de que interfieran lo menos posible en sus vidas, lo cual realmente es bastante trágico.

Musicalmente, como ya viene siendo habitual en la mayoría de sus trabajos, el peso compositivo recae en su práctica totalidad sobre Steven Wilson, creador y alma máter del grupo, que además se encarga también de elaborar las letras del mismo, el álbum está formado por 6 cortes para una duración aproximada de unos 50 minutos en el que desde el primer tema vemos lo que será la tónica general del disco, extensas canciones donde se entrelazan con gran naturalidad guitarras acústicas y eléctricas junto a los preciosas melodías vocales de Wilson, además de cuidadísimos arreglos orquestales que nos muestran el gran gusto por el detalle que siempre ha caracterizado al grupo.

Mención especial merece un tema como ”Anesthetize”, una oda de 18 minutos que no deja de ser un pequeño guiño a sus primeros discos donde dan rienda suelta a toda la creatividad que llevan dentro y donde destaca la colaboración de Alex Lifeson de Rush ejecutando un estupendo sólo de guitarra que actúa de puente hacia la única parte netamente metalera de todo el álbum en la que Gavin Harrison se desata con un doble bombo realmente espectacular.

El disco se cierra con ”Sleep Together”, una canción que comienza con un riff de guitarra que a medida que va in crescendo te va envolviendo con un ritmo totalmente hipnótico de tintes arábigos y que junto al efecto de eco en las voces, lo convierten en mi tema favorito de todo el conjunto.

Señalar también que además de la edición estándar existe una edición limitada con el disco en 5.1 y un espectacular libreto de unas 40 páginas con unas magníficas fotos a cargo de Lasse Hoile que captan muy bien la oscura temática que rodea al mismo.

En mi opinión lo mejor que nos ha dejado el 2007, una obra maestra, un clásico de nuestros días.

10.0

Autor: Nowitzki

Only registered users may post a comment.

Actualmente no hay comentarios.

Powered by Simple Review